social-influence-marketing-como-las-tendencias-y-la-creatividad-se-vuelven-contagiosas

Social Influence Marketing: Cómo las tendencias y la creatividad se vuelven contagiosas

La utilización de influenciadores no es una actividad nueva y se la utiliza con frecuencia de forma empírica. En Ecuador, como ejemplo cercano, no existen datos referenciales de una empresa que haya utilizado esta estrategia como punto central de su promoción.

La industria de Influence Marketing tendrá un valor aproximado 10.000 millones de dólares para el 2020
Luis Eduardo Salazar Pozo
2017-11-22

En general, algunos países ya tienen muy desarrollado el tema, pero en otros también, por un exceso de uso, lo han distorsionado. Enlisto algunos datos tomados de Marketing2.0:

La estrategia es muy buena si se la sabe manejar bien, sobre todo adaptándola a la realidad de cada uno de los mercados objetivos, así como a la realidad de nuestras propias empresas. No es solo buscar famosos de los medios, pagarles y pedirles que expongan la marca, si simplemente tratas de posicionar tu marca por medio de influenciadores que tienen gran alcance, pero poca credibilidad, de seguro que el retorno de la inversión será mínimo, ya que no construiste una estrategia, y sobre todo, no te basaste en objetivos: ¿Cuánto vendo ahora? ¿Cuánto espero vender luego de la utilización de esta estrategia?

La identificación de cuál es el arquetipo de influenciador que buscas y a qué mercado objetivo deseas llegar con tu estrategia, sin duda, será vital para el éxito de la misma.

Fernando Anzures en su libro Social Influence Marketing nos deja una gran lección de que no todo lo que brilla es oro. Una celebridad que es a donde todos apuntaríamos en un principio, no siempre será nuestro mejor aliado, ya que si bien tiene un alcance mayor por su número de seguidores y las personas que interactúan con él, su credibilidad es baja, puesto que sabemos que muchas celebridades normalmente realizan acuerdo con diversas marcas y siempre tienden al mejor postor, pero además no se ve como natural y el consumidor final lo mira como un comercial más que como una recomendación. Lo inverso sucede con el consumidor, comprador, ya que sin tener un mayor alcance su recomendación tiene muchísimo mayor credibilidad por lo tanto se torna más efectiva.

Entonces, ¿a quién debemos buscar como nuestro influenciador? Esto depende del segmento de mercado que desees llegar con esta estrategia. No debe ser un famoso artista ni conductor de medios tradicionales, pero sí alguien que, en primera instancia, disfrute de tu marca.

Hay muchos influenciadores que ya están haciendo el voz a voz de tu marca o producto, trata de identificarlos a ellos primero, luego busca cuál sería los medios que deseas conquistar, investigando el perfil de quien será embajador de tu marca; en ocasiones no siempre deberás contratarlo u ofrecerle un pago monetario, sino que podrían llegar a un acuerdo con canjes o descuentos en el producto que tú ofreces y luego si todo marcha bien, una comisión por cada producto que se venda a través de su influencia.

Recuerda que tu embajador deberá no solo prestar su imagen para el producto sino ofrecer un trato de ganar-ganar. Para esto, deberás tener un plan por escrito de que beneficios puede obtener al ser embajador de tu marca.

Revisaremos el caso de la marca deportiva Gymshark: un repartidor de pizza que por su persistencia logro no solo lo inimaginable para todos sino lo que el siempre persiguió. Ben Francis, su fundador, ahora es una competencia difícil de olvidar para marcas como: Nike, Under Armour o Reebok en el mundo de fitness y el fisicoculturismo. Empezó varios negocios en esta rama, desde una red social para culturistas hasta una aplicación para calendarios y ejercicios, que si bien es verdad no obtuvieron los resultados esperados, le brindaron gran experiencia al conocer los clientes del sector. Así siguió con su pasión y en el 2012 lanzo Gymshark con su amigo Leo.

En el proceso de la creación de la marca descubrieron que muchos en el mundo del fisicoculturismo y el fitness, tenían gran reconocimiento por mostrar lo que ellos hacían, así que de forma natural se les ocurrió enviarles como obsequio los productos de Gymshark. El resultado no se hizo esperar ya que todos empezaron a publicar en sus redes lo bien que se sentían con la marca.

Así inicio todo, habían creado el nuevo mercado del Social Influence Marketing, Ben les propuso a sus embajadores que acompañen a la marca en las ferias para que ellos puedan interactuar con sus fans, siendo otro rotundo éxito. Estaba logrando acercar a los culturistas famosos con sus seguidores y además creando un vínculo inolvidable con la marca.

Gymshark ahora cuenta con más de 18 influenciadores, con más de 20 millones de seguidores, en más de 131 países. La estrategia de no solo trabajar con personas que ganaron sus fans en un segmento específico, de forma orgánica, y que sobre todo son consumidores de su marca, sin duda brindo los resultados esperados. Si a esto le sumamos el llevar esta estrategia online a la práctica offline para humanizar la marca y crear experiencias inolvidables, se formó una receta de éxito.

Esta estrategia es aplicable también a todos los emprendimientos, siempre y cuando trabajemos en ella y la implementemos adaptándola a los requerimientos y características de cada uno de los casos.

Fuente: Punto de Marketing

Instagram facebook whatsapp