mitos-y-verdades-de-la-letra-pequeña-de-los-contratos-de-seguros

Mitos y verdades de la letra pequeña de los contratos de seguros

La letra pequeña en los contratos de seguros no goza de buena reputación. Es importante tener en cuenta que el término “letra pequeña” no está en el lenguaje técnico y legal de seguros, ha sido adoptado en el dialecto cotidiano de los usuarios.

Muchas personas creen que una letra reducida contiene información engañosa
Redacción de NUMBERS
2017-09-22

La letra pequeña en los contratos de seguros no goza de buena reputación. Es importante tener en cuenta que el término “letra pequeña” no está en el lenguaje técnico y legal de seguros, ha sido adoptado en el dialecto cotidiano de los usuarios.

Muchas personas creen que una letra reducida contiene información engañosa o hasta causales de nulidad de las obligaciones contractuales. Es por ello que, con el fin de contribuir a la educación en seguros y desmitificar algunos datos incorrectos, la empresa Oriente Seguros recopiló los mitos más comunes y las implicaciones reales de estos textos.

Según Paulo Salazar, director de Marketing de la compañía, la letra pequeña tiene una razón para existir y no es precisamente el de engañar o beneficiar. “En cualquier tipo de contrato, si una de las partes tiene la intención de defraudar a la otra, lo hará con o sin la presencia de letra pequeña. La clave para evitar cualquier problema o inconformidad está en revisar completamente toda la información y leer todos los detalles”.

Uno de los primeros mitos es que la letra pequeña esconde intenciones del asegurador. Sin embargo la verdad es que las cláusulas que aparecen en el contrato, con ese tipo de letra tan pequeña, reproducen las condiciones que la compañía de seguros ha informado verbalmente y que aparecen publicadas en el sitio web de la aseguradora, así como en el material impreso que el cliente puede tomar cuando lo desee. El tamaño de letra de los contratos de seguros es aprobado por la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros.

Otro mito es que la letra pequeña en contratos de seguros, solo contiene cláusulas a favor de la aseguradora. Cosa que no es verdadera, ya que las aseguradoras siempre sugieren a sus clientes que revisen cuidadosamente la letra pequeña en sus contratos, pues es en ella se pueden encontrar coberturas que no saben que tienen y beneficios adicionales.

Un contrato que incluya letra pequeña es un contrato inválido es otro de los mitos. Pero, si el contrato incluye letra de difícil lectura, por su tamaño o por el vocabulario técnico que utiliza, la compañía está en la obligación de brindar una lectura pedagógica del texto, hasta lograr la absoluta comprensión por parte del cliente, por su parte, el cliente tiene todo el derecho de exigir una explicación clara. Igualmente, la empresa de seguros informará al asegurado, los canales en los cuales puede encontrar la misma información, en forma virtual o impresa.

Oriente Seguros aclara que una póliza de seguros es un contrato complejo que contempla muchas posibilidades y variantes. La validez del contrato está dada por la firma de las partes en el documento, aceptando la conformidad con estas normas que  también deben estar incluidas en el contrato.

La normativa en Ecuador, prohíbe inducir al suscriptor de un contrato a firmarlo sin que conozca y entienda todas y cada una de las cláusulas que lo conforman. Ello obliga a las aseguradoras a implementar campañas pedagógicas y a la publicación de todas y cada una de las partes del contrato en diversos medios, impresos o virtuales.

Instagram facebook whatsapp