mario-se-queda-sin-su-trabajo-de-fontanero

Mario se queda sin su trabajo de fontanero

Más de 200 videojuegos y princesas siempre en apuros han terminado por hundir la prometedora carrera de fontanero de Mario.

El popular personaje fue creado por Shigeru Miyamoto en 1981
Redacción de NUMBERS
2017-09-05

Más de 200 videojuegos y princesas siempre en apuros han terminado por hundir la prometedora carrera de fontanero de Mario.

Según Nintendo, el popular personaje creado por Shigeru Miyamoto en 1981 ya no trabaja arreglando grifos y tuberías. Ahora, de acuerdo a su página oficial, es un polifacético aventurero capaz de conducir un coche de carreras o jugar al tenis. “Parece que en el pasado trabajó como fontanero”, se limita a decir la empresa en la web.

El cambio ha pillado por sorpresa a más de un fan del personaje. Mario es uno de los éxitos indiscutibles del ocio electrónico. En total se han vendido más de 210 millones de copias de juegos protagonizadas por él y su trabajo de fontanero es una de las características definitorias del personaje. No se le ha visto nunca arreglar una cisterna, pero parece tener mucha habilidad a la hora de deslizarse por las tuberías del Reino Champiñón.

No siempre ha sido así. Mario Mario (sí, su apellido también es Mario) fue carpintero en su primer y segundo juego, Donkey Kong y Donkey Kong Jr. Equipado únicamente con un martillo debía sortear los barriles que lanzaba Donkey Kong, ascender por plataformas y rescatar así a su amada Pauline.

En ocasiones ha sido también doctor o incluso arqueólogo, pero desde su tercer juego ―Mario Bros― la profesión de fontanero y otros detalles de la vida del personaje, como su origen italoamericano, la existencia de su hermano Luigi o su residencia en Nueva York, parecían elementos fijos del canon, tan inseparables del personaje como su bigote.

Es en este juego también donde Mario entra por primera vez al Reino Champiñón, donde transcurren la mayoría de las aventuras y donde cambia el afecto de Pauline por el de la princesa Peach. En eso, al menos de momento, parece que Mario no ha cambiado de opinión.

(Fuente: El Mundo)

Instagram facebook whatsapp