el-turismo-de-reuniones-en-quito-llamado-a-crecer

El turismo de reuniones en Quito, llamado a crecer

Se celebra hoy en Quito, en el Centro de Convenciones Eugenio Espejo, la segunda edición del Meeting Industry Conference (MIC) 2016, organizado por Quito Turismo y centrado en el análisis y las perspectivas de futuro de la industria de reuniones en la capital.

G. Sommerfeld, gerente gral. de Quito Turismo, en el MIC 2016 (foto: José María Sanz Acera-NUMBERS)
Redacción de NUMBERS
2016-09-15

Se celebra hoy en Quito, en el Centro de Convenciones Eugenio Espejo, la segunda edición del Meeting Industry Conference (MIC) 2016, organizado por Quito Turismo y centrado en el análisis y las perspectivas de futuro de la industria de reuniones en la capital.

La finalidad del MIC 2016 es doble: contribuir, a través de la formación de los actores turísticos, al desarrollo de Quito como destino idóneo para la organización de congresos, ferias, viajes de incentivo y corporativos en todos los sectores; además, permitirá conocer cómo la sostenibilidad ha cambiado las marcas y destinos turísticos, profundizar en el plan estratégico de ventas para espacios de eventos e identificar los negocios sostenibles.

Partiendo de estos objetivos, se comparten modelos de gestión, aplicados en otras partes del mundo y aplicables a Quito, mediante talleres y conferencias impartidos por expertos internacionales de la talla de Guy Bigwood (fundador del programa de sostenibilidad de Meeting Conference Industry [MCI], la primera empresa del sector de eventos en firmar el Pacto Mundial de la ONU, que diserta sobre “Impulsando el cambio: ¿cómo las marcas y destinos turísticos se están transformando y ganando a través de la sostenibilidad”), Elisabeth Hansa (especialista en marketing y desarrollo de negocios, directora y propietaria de Elisabeth Hansa Support and Strategy, que desarrolla la temática “Cambiando la perspectiva: de ser proveedores de servicios a ser socios estratégicos en marketing y ventas para los espacios para eventos”), Tomás Aranda y Jordi Ferrer Graupera (ambos del grupo Deloitte, que se ocupan, respectivamente, de “Conectividad: ¿cómo mejorar la conectividad aérea internacional del Ecuador” y de “Inversiones: ¿cómo potenciar a las ciudades como destinos de inversión turísticos? El caso de Quito”).

En opinión de los organizadores del evento, el segmento de industria de reuniones, que ha crecido de manera significativa en la última década, es uno de los elementos con mayor influencia en la economía de un país y ha alcanzado su madurez, posicionándose en el núcleo del turismo como uno de los motores fundamentales de desarrollo del sector, además de como un importante generador de ingresos, empleo, conocimiento e inversión.

QUITO, EN POSICIÓN MÁS QUE FAVORABLE
En este sentido, si partimos de la base de que el turismo de reuniones donde puede crecer es en ciudades que disponen previamente de un componente turístico, hay que admitir que este sector está llamado a desarrollarse en la “carita de Dios”, la primera ciudad en ser declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad. Quito, además, ha sido premiada, por cuarto año consecutivo, por los World Travel Awards como Destino Líder de Sudamérica.

En todo caso, las cifras son elocuentes: en 2015 Quito fue sede de 80 eventos nacionales e internacionales, con más de 44.000 asistentes de diversas partes del mundo; por otra parte, se esperan en Hábitat III de 25.000 a 30.000 visitantes internacionales. Es por todo ello que el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, afirmó esta mañana, en la presentación del evento, estar “convencido del enorme potencial que tiene para la ciudad este segmento”.

¿POR QUÉ LA ASCENSIÓN DE LA SOSTENIBILIDAD ES IMPARABLE?
El dato lo dio Guy Bigwood en la conferencia inicial del MIC: en Europa —pero, en su opinión, los datos son extrapolables a Latinoamérica— el 79% de los usuarios del TripAdvisor quiere más sostenibilidad; y ello supone, necesariamente, que las marcas tienen que cambiar, y pasarse a la sostenibilidad. ¿Por qué?

Sencillamente, porque es rentable, y ello en dos frentes. En primer lugar, con las prácticas sostenibles el ahorro de dinero es directo: ofrecer frutas locales y de temporada, por ejemplo, es más barato para un hotel, recordaba Bigwood; pero, en segundo lugar, porque mejora significativamente la percepción de la marca como comprometida con el medio ambiente, lo que genera confianza y atrae clientes.

Estos, de hecho, empiezan a fijarse cada vez más en “lo verde”: entre dos hoteles con un precio similar —este detalle es importante—, el cliente elige aquel que sea poseedor de un certificado de sostenibilidad; es la vía en la que han de encaminarse el Ecuador en general y Quito en particular.

NOTA.- NUMBERS se ha ocupado a fondo de estas temáticas en dos ocasiones: en Turismo de reuniones. Una alternativa económica para el Ecuador y en Quito apunta a una experiencia inolvidable (entrevista a Gabriela Sommerfeld).

Instagram facebook whatsapp