el-itinerario-peatonal-accesible-y-la-importancia-de-las-aceras-accesibles

El Itinerario Peatonal Accesible y la importancia de las aceras accesibles

La frase “el buen diseño capacita, el mal diseño discapacita” de la Declaración de Estocolmo nos hace reflexionar sobre lo importante que es el diseño en la vida diaria de las personas.

Las aceras accesibles nos permiten gozar del entorno y acceder a los servicios que forman parte de nuestra vida cotidiana
María Teresa Donoso
2018-01-09

Estuve presente en la reunión de Hábitat III organizada por Naciones Unidas que tuvo lugar en Quito en octubre de 2016, en la que se analizó que la urbanización es una de las tendencias mundiales más significativas del siglo XXI. Se prevé que para 2050 el 65% de la población mundial vivirá en ciudades, por lo que el contar con ciudades inteligentes o Smart Cities es una de las prioridades del desarrollo urbano sostenible en todo el mundo. Vivimos en una época de derechos, en la que los derechos humanos y urbanos son fundamentales para la dignidad humana y calidad de vida.

Las Smart Cities ponen el urbanismo al servicio de las personas: es un facilitador para mejorar las condiciones de vida, donde la modernidad y la innovación se centran en el ser humano. Ese concepto se vuelve más amplio cuando hablamos de Human City A+, concepto promovido por la Fundación Once y la Universidad de Jaén (España), que incorpora la A de accesibilidad que permite tener en cuenta a todas las personas que habitan la ciudad, para que esta sea accesible en todos sus entornos y para todas las personas, incluidas las personas con diversidad funcional y con movilidad reducida. Esta es una condición esencial para mejorar la calidad de vida de todos, considerando que los ciudadanos buscamos vivir con autonomía, seguridad y con las mismas oportunidades.

Para lograr la accesibilidad, el Diseño Universal es la mejor herramienta, puesto que aumenta el valor práctico, la seguridad y la salud a través del diseño de edificios, ambientes, productos y sistemas en respuesta a la diversidad de personas y capacidades, para ser utilizables por todas las personas en la mayor extensión posible. Es decir: es un diseño que toma en cuenta a todos y que es seguro, flexible, adaptable, cómodo, adecuado, amigable… En fin, es un diseño que capacita.

Es así como la frase “el buen diseño capacita, el mal diseño discapacita” de la Declaración de Estocolmo nos hace reflexionar sobre lo importante que es el diseño en la vida diaria de las personas.

Como parte de las actividades de la vida diaria, los ciudadanos trabajamos, estudiamos, hacemos deporte, disfrutamos del arte, la cultura y la recreación, nos comunicamos e informamos, nos movilizamos de un lado a otro, es decir, necesitamos vivir en una ciudad que nos permita acceder a todos los servicios y entornos. Para lograr esto hay muchas estrategias, pero pienso que la básica y esencial es contar con una ciudad que nos permita transitar y movilizarnos con facilidad y autonomía, una ciudad que tenga aceras accesibles y transitables, aceras que nos permitan contar con Itinerarios Peatonales Accesibles.

¿QUÉ ES UN ITINERARIO PEATONAL ACCESIBLE?
Es una ruta en la vía pública que permite a todos los peatones desplazarse de un lugar a otro y acceder a lugares y edificios para poder desarrollar su vida cotidiana. Sus requisitos son:

Es urgente y prioritario que las aceras de nuestras ciudades cumplan con estos requisitos del Itinerario Peatonal Accesible. Estuve en el mes de mayo en Barcelona y me llamó la atención que la mayoría de las aceras son amplias, uniformes, en buen estado, sin obstáculos, con rampas en cada esquina. Pude apreciar que toda la gente, tanto locales como turistas, podían movilizarse con comodidad y seguridad. Me crucé con personas con discapacidad, adultos mayores, mujeres embarazadas, madres con sus niños en coches de bebé… En fin, todas las personas con las que me crucé transitaban disfrutando de la ciudad y de su entorno. Y me quedé pensando en los beneficios de contar con aceras accesibles que permitan lograr un diseño que capacite, un urbanismo inclusivo, un entorno que no discrimine. No es la única condición, ya que también son importantes el viario, el espacio público o las edificaciones, pero una ciudad que cuenta con aceras accesibles nos hace sentir a gusto, y solamente sintiéndonos a gusto sentiremos a la ciudad como nuestra y la cuidaremos, reflejando ese sentimiento en una adecuada convivencia y respeto.

Es consecuencia, el reto de las autoridades es hacer realidad esta propuesta básica de contar con aceras accesibles que nos permitan gozar de autonomía personal, transitar con seguridad y comodidad y disfrutar del entorno que forma parte de nuestra vida cotidiana.

………………………………………………… 

AUTORA DEL ARTÍCULO:
Ing. María Teresa Donoso de Miño
,
representante en Ecuador
de la Comisión Global de Diseño Universal

Instagram facebook whatsapp