el-camino-de-la-continua-reinvencion-y-renovacion

El camino de la continua reinvención y renovación

Los momentos de duda pueden convertirse en espacios de reflexión para una potencial reinvención personal. En esos momentos, si el estudiante está preparado, aparece el maestro.

¿Cómo puedo continuar, reinventando lo que hago, para conseguir mejores resultados?
Fernando Del Vecchio
2017-12-28

Todos hemos tenido momentos en los que nos sentimos personal y profesionalmente desorientados, desmotivados, sin fuerzas ni ganas para continuar lo que hacemos.

Son momentos de introspección, en los que nos preguntamos: ¿cómo llegué hasta aquí? ¿Cómo puedo continuar, reinventando lo que hago, para conseguir mejores resultados?

Todos entendemos que, haciendo lo mismo que estamos haciendo, seguiremos obteniendo los mismos resultados. Sin embargo, esos son momentos cruciales en los que logramos conectar emocionalmente con la idea y logramos ese cambio que tanto necesitábamos.

Esto mismo le sucedió a Louis CK, exitoso comediante norteamericano.

En un momento de su vida, Louis CK se reinventó. No fue un momento grato, sino un momento de introspección, de dudas sobre su vida, sobre su profesión, sobre su desempeño como comediante.

Según sus propias palabras, después de quince años de trabajar como comediante, su acto ―compuesto por una serie de chistes de una hora de duración― literalmente apestaba. Quince años y una carrera carente de éxitos.

Fue después de uno de esos shows, en las afueras de un restaurante chino en un pueblo perdido en el estado de Massachusetts, donde tuvo lugar la iluminación que lo transformó.

En esos momentos críticos, en esas situaciones en las que tanto necesitamos algún mensaje de ánimo y/o alguna respuesta a nuestras preguntas, el mensaje aparece casi como por arte de magia. Lo que pudimos haber escuchado muchas veces antes sin ningún sentido, ahora lo tiene.

Recuerda el proverbio: “Cuando el alumno está preparado, aparece el maestro”.

Al salir del restaurante en que había realizado su acto, sentado en su automóvil, Louis CK se preguntaba qué hacer a partir de ese momento y cómo seguir, si seguir era una opción.

En ese instante, escuchando una entrevista a George Carlin ―exitoso comediante al cual admiraba y quien lo inspiraba― encontró lo que estaba buscando. Esas palabras de Carlin lo inspiraron; esas palabras cambiaron su vida.

Louis CK se preguntaba: “¿Cómo es posible que este hombre tenga tanto material y que, año a año, emita un nuevo especial? ¿Cómo es posible que, año a año, cada uno de ellos sea más y más profundo que el anterior?”.

En la entrevista Carlin respondió: “Decidí que cada año estaría trabajando en el especial de ese año. Luego, haría el especial y desecharía el material, para empezar de nuevo, al año siguiente, desde cero”.

El primer pensamiento de Louis CK fue: “Si descarto todo el material que estuve preparando y perfeccionando durante quince años, aunque apeste, me quedaré sin nada”. A pesar de ello, esas palabras le dieron el coraje para tirar todo y empezar nuevamente.

Empezar desde cero implicaba pensar en ir más y más profundo, debido a que, cuando se le terminaran los chistes sobre aviones y perros, tendría que cavar más a fondo y empezar a hablar sobre sus sentimientos y sobre él mismo. Y cuando no pudiese hablar más sobre ello, tendría que ir más profundo aún para hablar sobre sus pesadillas y sus miedos.

Ese proceso de desechar todo y comenzar nuevamente fue lo que Louis CK trató de imitar. Comenzó a copiar el proceso de Carlin. Y la primera pregunta a responder fue: “¿Qué es lo que realmente quiero decir y más miedo me da?”.

Esa pregunta fue clave, porque liberó una enorme cantidad de temas, muchos de ellos difíciles de digerir para una audiencia no preparada.

A partir de ese momento, Louis CK se convirtió en uno de los más aclamados comediantes de Stand Up. Y una de las cosas que logró, emulando a George Carlin, fue grabar los famosos “especiales”: shows de una hora para las grandes cadenas de televisión.

El maestro apareció en el momento en el que el alumno estuvo preparado.

No es necesario que el alumno se encuentre desahuciado y al borde del abandono, pero en muchas ocasiones esas crisis revelan lo que es necesario conocer. El mensaje del maestro adquiere relevancia y sentido, a pesar de que siempre estuvo allí, al alcance de cualquier estudiante que quisiera escucharlo.

Todos hemos vivido y atravesado situaciones difíciles. La vida es difícil para todo el mundo.

Hay momentos críticos, que permiten reevaluar lo que hacemos y preguntarnos si es necesario el cambio, o no; si es necesario redefinir caminos, o no.

El momento de Louis CK fue esa noche, en las afueras de ese restaurante chino en un pueblo perdido de la Costa Este de los Estados Unidos, después de su horrible show.

Nuestro momento puede llegar en cualquier momento. La reinvención es un proceso personal. Y llega cuando más lo necesitamos, de la mano de alguien que tenga la posibilidad de enseñarnos y guiarnos en lo que necesitamos.

……………………………….

AUTOR DEL ARTÍCULO:
Fernando Del Vecchio
, PhD,
Dr. en Dirección de Empresas UCEMA (Argentina),
facilitador, Business Coach, autor, conferencista internacional,
www.fernandodelvecchio.com

Instagram facebook whatsapp