conmocion-total-por-la-venta-de-las-entradas-para-el-partido-entre-idv-y-atletico-nacional

Conmoción total por la venta de las entradas para el partido entre IDV y Atlético Nacional

Es difícil determinar el número de personas en busca de una entrada para la primera vuelta de la final de la Copa Libertadores entre el Independiente del Valle y el Atlético Nacional, pero se observa una fila que da tres vueltas al punto de venta del Quicentro Norte.

FOTO: desde las 18h00 del domingo 17 de julio los aficionados llegaron al centro comercial
Ana Ayala
2016-07-18

Es difícil determinar el número de personas en busca de una entrada para la primera vuelta de la final de la Copa Libertadores entre el Independiente del Valle y el Atlético Nacional, pero se observa una fila que da tres vueltas al punto de venta del Quicentro Norte.

Faltando cinco minutos para las once se abrió la ventanilla ubicada en la Unidad de Policía Comunitaria en el exterior del centro comercial. Jóvenes, ancianos, mujeres, hinchas del Independiente, de otros equipos del país y del Atlético Nacional estaban ansiosos por conseguir su localidad preferida, y se notaba una inconformidad por la falta de organización.

Esta mañana se colocaron un sello y un número a los aficionados para que puedan pasar. Angeline Goyes tiene marcado en su brazo el número 129: ella llegó, junto a su familia de ocho miembros, a las 10 de la noche de ayer y hasta las 11h45 no podían acceder a una entrada.

Por su parte, el mayor Mario Escobar, encargado del operativo de seguridad, mencionó que la venta para la hinchada del Atlético Nacional ya estaba ordenada. “Se ha coordinado, y hasta el momento me indican que parte de la taquilla ya se ha entregado al equipo”, señaló el mayor, quien además mencionó que 250 agentes rodean el Quicentro para mantener la seguridad de los ciudadanos.

Pese a ello, la barra del equipo visitante está molestísima, y algunos entristecidos. Tal es el caso de Juan David Pérez, quien llegó desde Colombia con 30 amigos hinchas, pero solo han adquirido cinco entradas; y esto luego de que desde la boletería se dijera que nada más se vende un boleto por persona y sólo si poseen cédula de identidad. Pérez dice que nadie se ha acercado a aclararles las dudas sobre si podrán después adquirir una entrada para ver a su equipo al que sigue “toda la vida”.

Esta falta de información a Alfonso Laica, hincha del Aucas pero aficionado del Independiente, le parece injusta. “Los colombianos también durmieron con nosotros desde ayer. Tendría que haber una ayuda de lado y lado, porque cuando vayamos para allá (Medellín) al siguiente partido no nos van a vender tampoco”, declara el hombre, que indica los talonarios de partidos anteriores como una muestra de que no es la primera vez que quiere ir al partido y así conseguir una mayor cantidad de boletos.

Pese a esa inconformidad, hay quienes no pierden la esperanza de conseguir su pase al juego programado para este miércoles a las 19h45. Entre la multitud, unas siete personas alientan sin cesar al Atlético Nacional. Fernanda Romero cuenta que salieron de Bogotá el sábado y, aunque está lejos de la ventanilla, no pierde la ilusión. “Lo único que molesta es este sol, pero la gana, la energía y la moral están para conseguir la boleta”. Resalta la calidez de los ecuatorianos desde su ingreso al país e indica que se regresarán a su país la misma noche que termine el encuentro deportivo. 

Los reclamos constantes por la organización no han provocado ningún otro problema, y el mayor Escobar aclaró que ha existido una voluntad de la gente por mantener el orden.

Los precios de los boletos son de 10 dólares la general, 15 la preferencia, 20 la tribuna y 30 el palco. La venta es solo con cédula.

¿Mantendrá Independiente en alto la esperanza ecuatoriana? ¿Habrán merecido la pena las esperas de hoy, en la boletería? La respuesta, este miércoles…

Instagram facebook whatsapp