chile-las-crisis-son-oportunidades

Chile: las crisis son oportunidades

Chile en las últimas décadas se ha convertido en una de las economías de más rápido crecimiento y más estables de Latinoamérica, lo que según el Banco Mundial le ha permitido una importante reducción de la pobreza, de un 26% en el año 2000 hasta un 7,9% en 2015.

¿Hay una crisis de confianza en la sociedad chilena?
Karina Martini
2017-11-14

Este escenario de crecimiento económico también ha estado acompañado de varios fenómenos sociales que han buscado reivindicar los derechos de diversos grupos, como estudiantes o jubilados, entre otros. En paralelo se han presentado varios escándalos relacionados con casos de colusión y financiamiento de la política que han llevado a crear una crisis de confianza en la sociedad chilena.

Este sentimiento de desconfianza, junto al freno del crecimiento de la economía en los últimos años, han marcado un antes y un después en la forma en que se relacionan las personas con las instituciones y las empresas privadas.

Según una de las encuestas más prestigiosas de Chile (encuesta CEP, abril-mayo de 2017), las empresas privadas alcanzaron un 13% de confianza de la ciudadanía. Esta cifra, sumada a los variados acontecimientos negativos en el sector y ampliamente difundidos en la prensa, no les han sido indiferentes a las asociaciones empresariales más importantes del país, que están enfocándose en “conseguir la licencia social” que les permita recuperar la confianza de los ciudadanos.

Hoy las palabras confianza, transparencia, reputación son conceptos que se están manejando con mayor frecuencia en el mundo empresarial y se están considerando cada vez más como un activo intangible que puede llegar a convertirse en una ventaja y en un diferenciador competitivo.

El valor de la reputación como intangible ha ido cambiando. Hace algunas décadas el 80% del valor de las empresas correspondía a los bienes tangibles, mientras que lo intangible (la marca corporativa y la reputación) apenas era el 20%. Hoy se estima que más del 50% del valor de una compañía se refleja en este tipo de activos, indican los expertos en temáticas de reputación.

Ante este escenario, las empresas deben preocuparse y ocuparse de construir reputación, generando relaciones de confianza con sus stakeholders o grupos de interés (opinión pública, clientes, empleados, reguladores, accionistas, proveedores, etc.) tanto en el mundo real como en el virtual. Esto les entregará una posición de ventaja en el actual entorno, en el que la desconfianza es generalizada hacia las empresas, que normalmente cometen el error de no ser coherentes entre lo que se dice y se hace en todos los niveles.

Si la reputación es central para el crecimiento de una empresa, aún más importante lo es para la economía de un país, según el Informe sobre reputación de los países de Iberoamérica del Reputation Institute: aumentar en un punto la reputación de un país en otro mercado impacta en un aumento de 5% la llegada de turistas de ese país; también aumentan un 1,2% las exportaciones y un 1,4% la inversión extranjera.

La crisis generalizada de desconfianza, que no solo afecta a Chile, sino a todas las sociedades de Latinoamérica y el mundo, debe verse como una oportunidad para que las empresas e instituciones comiencen a gestionar su reputación como el recurso intangible más valioso que poseen. Es vital que su relato corporativo esté alineado con su comportamiento corporativo en relación con sus stakeholders, es decir, hacer lo que se ha dicho.

………………………………………

Hace algunas décadas el 80% del valor de las empresas correspondía a los bienes tangibles, mientras que lo intangible (la marca corporativa y la reputación) apenas era el 20%. Hoy se estima que más del 50% del valor de una compañía se refleja en este tipo de activos, indican los expertos en temáticas de reputación

………………………………………

AUTORA DEL ARTÍCULO:
Karina Martini
,
Managing Partner, KREAB Chile

Instagram facebook whatsapp