10-palabras-incorporadas-en-2017-al-diccionario-de-la-lengua-espanola-

10 palabras incorporadas en 2017 al Diccionario de la lengua española

Aporofobia es una de las 3.345 modificaciones entre nuevos artículos, acepciones, matizaciones en sus definiciones y supresiones de vocablos que la Real Academia Española (RAE) presentó para 2017.

La institución modificó algunas definiciones que se habían quedado obsoletas, sobre todo las relativas a los oficios
Redacción Numbers
2017-12-27

Del griego άπορος (á-poros), sin recursos, indigente, pobre; y φόβος, (fobos), miedo, la nueva palabra acuñada por la filósofa española Adela Cortina en los años 90 define el temor o rechazo hacia los más desfavorecidos.

Entre otras interesantes palabras incorporadas en este año se enlistan:

  1. Pinqui: "Prenda femenina que cubre la planta, el talón y los dedos del pie, y que se pone para proteger este del calzado".

    Si es hombre, es probable que ni siquiera te hayas enterado de la existencia de este minicalcetín, pero para las mujeres de pies delicados son una maravilla.
  1. Chusmear: este es un verbo que se usa coloquialmente en Argentina, Paraguay y Uruguay. La RAE le da tres acepciones, aunque la primera y la tercera son bastante similares: 1) "Hablar con indiscreción o malicia de alguien o de sus asuntos"; 2) "Husmear, figar, curiosear"; 3) "Contar algo con indiscreción o malicia".

  2. Especismo: no se refiere a cuán espeso puede ser un líquido, sino a la "creencia según la cual el ser humano es superior al resto de los animales, y por ello puede utilizarlos en beneficio propio".

  3. Cupular: aquí también hay que tener cuidado y no confundir con copular. El término se refiere a lo "perteneciente o relativo a la cúpula". En arquitectura, "con forma de cúpula".

  4. Posverdad: "Distorsión deliberada de una realidad, que manipula creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública y en actitudes sociales”.

  5. Nota: aunque obviamente la palabra no es nueva, sí lo es la acepción 20: "Persona a la que le gusta llamar la atención o que tiene un comportamiento inconveniente.

  6. Cracker: en inglés, esta palabra tiene múltiples significados. Es una galleta salada, un cilindro de papel decorado que cuando se hala por los extremos produce un sonido como un disparo y revela un juguete pequeño en su interior, y un adjetivo para describir a una persona atractiva. La RAE se quedó, en cambio, con otra de sus acepciones: informalmente, "pirata informático".

  7. Diagramador/ra: esta palabra sorprende sencillamente porque como la profesión existe desde hace mucho, se hubiese esperado que la palabra también, pero no. "Persona que se dedica a la diagramación".

  8. Bocas: es lo mismo que bocazas, una "persona que habla más de lo que aconseja la discreción".

Además de incorporar vocablos nuevos, la institución modificó algunas definiciones que se habían quedado obsoletas, sobre todo las relativas a los oficios, a los que solo describían en masculino. Por ejemplo, ahora cuando busque la palabra jueza o embajadora, ya no leerás como esposa de juez o esposa de embajador, sino la definición que le corresponde.

Fuente: BBC Mundo

Instagram facebook whatsapp