“del-compromiso-a-la-accion”-politicas-para-erradicar-la-violencia-contra-las-mujeres-en-america-latina-y-el-caribe

“Del compromiso a la acción”: políticas para erradicar la violencia contra las mujeres en América Latina y el Caribe

En América Latina y el Caribe, el número de países con políticas nacionales de protección para las mujeres ha aumentado de 24 en 2013 (74%) a 31 en 2016 (94%); sin embargo, la región sigue siendo la más violenta del mundo para las mujeres (OMS 2013); este es el escenario de partida de un nuevo informe sobre violencia contra las mujeres de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)-ONU Mujeres, presentado ayer 25 de enero en Quito.

En 2014, 1906 mujeres fueron asesinadas en la región por ser mujeres
Redacción de NUMBERS
2018-01-26

El informe Del compromiso a la acción: políticas para erradicar la violencia contra las mujeres en América Latina y el Caribe (descargue aquí el informe completo) subraya que, aunque la región ha avanzado mucho en los marcos normativos que reconocen la violencia contra las mujeres como un fenómeno social que afecta a las mujeres, sus familias y comunidades, el desarrollo sostenible y la protección de los derechos humanos, el problema persiste, y las altas tasas de violencia contra las mujeres siguen siendo un desafío grave.

A pesar de los notables avances en los planes de acción nacionales, la región registra la tasa más alta de violencia contra la mujer fuera de la pareja y la segunda tasa más alta de violencia contra la mujer dentro de la pareja (solamente por detrás del Sudeste Asiático, que ostenta el primer puesto), según datos del Observatorio sobre Igualdad de Género en América Latina y el Caribe, citado en el informe. El estudio alerta de que el número de homicidios de mujeres (feminicidios) está en aumento, y dos de cada cinco son resultado de la violencia doméstica. Además, alrededor del 30% de las mujeres han sido víctimas de violencia por parte de su pareja y el 10,7% han sufrido violencia sexual fuera de la pareja, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para enfrentar el problema, el informe recomienda abordar los problemas de protección de las mujeres a un nivel político más alto, con más inversión, con un enfoque integral y una mayor cooperación, como puntos clave para erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas en América Latina y el Caribe. El estudio también compila las mejores prácticas para la erradicación de la violencia contra la mujer, identifica temas críticos y propone acciones clave para lograr avances cualitativos y superar este flagelo social de proporciones epidémicas en la región.

El informe invita a generar pactos sociales entre los Gobiernos, el sector privado y la sociedad civil para involucrar a todos los actores relevantes; la creación de planes nacionales a nivel local y políticas con un enfoque multidimensional; fortalecer las acciones de reparación de las víctimas, especialmente aquellas enfocadas en su empoderamiento económico; y trabajar con los hombres, especialmente los jóvenes, para sumarlos como socios en la lucha para terminar con la violencia contra las mujeres.

La presentación del informe, realizada durante la mañana de ayer, busca brindar más información y recursos a los sectores públicos, privados, de la sociedad civil, la Academia y los Gobiernos para formular mecanismos que permitan avanzar en la eliminación de la violencia contra las mujeres y las niñas.

Instagram facebook whatsapp